Home Noticias 20 de junio: Belgrano y la creación de la bandera argentina

20 de junio: Belgrano y la creación de la bandera argentina

por Gabriela Monqaut
Hoy es 20 de junio, feriado por el Día de la Bandera, una de las tantas fechas clave que tiene la corta historia de la República Argentina. Y por eso se honra al creador de la bandera nacional Manuel Belgrano, quien el 20 de junio de 1820 en Buenos Aires pasó a la inmortalidad.
La bandera fue creada el 27 de febrero de 1812, durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. En ese entonces, Belgrano fue uno de los más notables economistas argentinos, precursor del periodismo nacional, impulsor de la educación popular, la industria nacional y la justicia social, entre otras muchas cosas que hicieron de él uno de los hombres más importantes del nacimiento y evolución de esta tierra.
La fecha fue decretada por ley 12.361 del 8 de junio de 1938, con aprobación del Congreso, por el entonces presidente de la Nación Argentina, Roberto M. Ortiz. Mucho tiempo después, desde 2011, por decreto nacional, dicho feriado es inamovible.
Cómo se creó la bandera
El 13 de febrero de 1812 Manuel Belgrano propone al Gobierno la creación de una “escarapela nacional”, ya que los distintos cuerpos del ejército no tenían un emblema en común. Cada uno utilizaba uno distinto.
Días después, el Triunvirato aprueba el uso de la escarapela blanca y celeste, que ese día, se dictaminaba: “Sea la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de color blanco y azul celeste”.
Así, Belgrano diseña una bandera con los mismos colores, enarbolándola por primera vez en Rosario, a orillas del río Paraná y fue en ese mismo lugar que la hizo jurar a sus soldados en pos de la libertad y la independencia. Tras una carta al Gobierno describiendo el suceso, el Triunvirato le ordenó hacerse cargo del Ejército del Norte, tras la dura derrota de Huaqui.
En marzo de 1812, el Triunvirato responde la carta de Belgrano ordenando que se oculte la creación de su bandera celeste y blanca y que ésta sea repuesta por la utilizada en Capital. Sin embargo, la carta nunca tuvo su destinatario: Belgrano ya marchaba hacia el norte con la nueva insignia rechazada por el Triunvirato.
Dos meses después, al frente del Ejército del Norte, el entonces General en jefe movilizó sus tropas hacia Humahuaca y en Jujuy enarboló al ejército de su mando la bandera en los balcones del Ayuntamiento, en vez del estandarte real que se debía usar en las festividades públicas. Ese día, bandera argentina fue bendecida por primera vez.
Fuente: El Intransigente

Recomendamos

X